Sopa Seca

Sopa seca es un platillo que no conocí hasta que tenía unos 3 o 4 años en México y que es uno de muchos de mis platillos favoritos.  Al principio el nombre se me hacía un poco contradictorio, hasta que entendí como se prepara.  Son fideos que son fritos en aceite, y después horneados o hervidos en caldillo de jitomate hasta que hayan absorbido el líquido.  También se puede preparar con arroz en lugar de fideos. Por lo regular se sirve como segundo tiempo en fondas o como acompañante del plato fuerte.

Terminé enamorándome de este platillo porque es lo que se considera en el gabacho (o sea los Estados Unidos) como comfort food. Aún no se me ocurre cómo traducir bien este término pero básicamente es comida que apapacha que te hace recordar de tu niñez o tu hogar, lo que comes cuando andas de malas o deprimido. Pues, son fideos servidos con un buen de crema, aguacate y queso espolvoreado.  A mi me gusta servirlo con tiritas de chile pasilla fritas, pero por lo regular este es un platillo muy básico y sencillo de preparar.

Hay muchas maneras de preparar la sopa seca.  Se puede servir como segundo tiempo como se suele servir en México o se puede servir como plato fuerte con chorizo o algún otro tipo de proteína.

Rinde para  2 a 4

Ingredientes:

  • 1 bolsa de fideo
  • 2  jitomates medianos
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • ½ chipotle (opcional)
  • 2 tazas de caldo de pollo o de agua
  • aceite
  • sal al gusto

Guarnición:

  • crema
  • queso ranchero/fresco
  • cilantro
  • 2 chiles pasilla
  • 1 aguacate

Se asan los jitomates, cebolla y ajo.  Se licuan con las dos tazas de caldo o de agua y el chipotle y se hierve a fuego medio.  Se fríen los fideos en aceite revolviendolos constantemente en dos tandas, hasta que hayan agarrado un tono dorado. Se retiran inmediatamente.

Se agregan los fideos al caldillo, se baja el fuego, se tapa y se deja cocinar hasta que esté cocido el fideo, entre 10 a 15 minutos o hasta que el fideo haya absorbido todo el líquido.

Mientras se cocina el fideo se lavan y limpian los chiles y se cortan en tiras finas.  Se calienta aceite y se fríe las tiritas de pasilla hasta que estén dorados pero no quemados       (unos 2 a 3 minutos revolviéndolos constantemente).

Se sirve con queso espolvoreado, crema, cilantro picado, y las tiras de chile pasilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *